Por otro lado, el dueño de los Patriotas, Robert Kraft,  le entregó este lunes las playeras a Tom Brady, tras el bochornoso suceso.